El señor Morrison

Fuente: Algo de Jim Morrison desde http://www.eufonicoradio.com
Me siento en una orilla poco transitada del camino,
polvorosa, agrietada, añosa por así decirlo:
veo el desierto profundo, sus voces, otras luces lejanas,
la perspectiva de la vida, los ecos no visitados,
aquellas aristas de un tiempo inexistente,
el ocaso de otros soles perfectos,
la mansedumbre del atardecer en tus ojos.

Cuando miro hacia atrás
y veo por fin las cosas que hice y no hice,
queda aquí el secreto:
te veo entre lo que debí hacer.

Ahora es otro el camino,
uno distinto, de amores y abrazos diferentes,
de otras latitudes silentes, misteriosas,
otras esperanzas que surgen en la propia boca negra de la noche,
otra es la voz que descubre en esta miríada de estrellas,
lejos del fragor del sol
y del vértigo de la luna,
lejos de la muerte disfrazada de ti, señor,
y de tu encapuchada soledad,
que sobrevives a la ternura solo urdiendo
la delgada conmoción que surge de las lágrimas secas
que tu sangre no pudo sanar:
sin tu humedad,
soy solo un triste príncipe del desierto.

Ya no eres mi silencio,
ya no soy tu voz.

Alejandro Cifuentes-Lucic © Catalejo 2010

Anuncios

2 comentarios en “El señor Morrison

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s