Esperando

Me quedo esperando el breve y cansado liar
de una brisa templada en la apetencia de escribir,
cuando descubro la tenue presunción que pretende justificar
mi existencia en el bello desorden de estos días.
Me quedo enredado en el silencio alterado de las horas
que corren desbocadas alrededor de mi vana vacilación,
musitándome el sosiego que mi corazón, latiendo encabritado,
necesita para dormir en vilo en un instante de paz.

No percibo la brisa, ni ésta mueve la pluma que reposa pausada
sobre la mano que impele las palabras, libre;
no hay expresión perversa en la promesa que concibo
al esculpir tu nombre en las estrellas, cuando anochece,
ni sobresalto al despertar con la modorra de la soledad
o la prisión de la vasta envergadura oprimiéndolo todo,
en la imposible negación de esta realidad que concluyó
por concomerse en la piel que no devora su relente.

El recuerdo de tus ojos sigue ardiendo, perenne,
como un reguero de fuego en el légamo de mi corazón, barrenándolo,
drenándolo de la opaca veracidad que ausculta
la preeminencia final de mi visión, la total auscultación de un sueño,
por sobre la desesperación de tenerte, tocarte en realidad,
asirte en la depredación de estas noches esperando que tu silueta grácil,
gentilmente colme las expectativas de otro amanecer en ti,
desnuda, sin más límites que la sola porosidad del cuerpo.

Alejandro Cifuentes-Lucic © 2010

Fotografía: “Esperando” – Original by Florez Alonso (León, España). Artwork used with permission.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s